Mantener una correcta limpieza de las oficinas en Madrid centro es vital para nuestro trabajo en un doble sentido. Primero, desde el punto de vista estético: a nadie le resulta agradable entrar en un lugar desorganizado, sucio y con mal aspecto. La confianza es básica, y una mala imagen puede ser perjudicial para tus clientes. Y segundo, conviene que el trabajo se desarrolle en un ambiente limpio y puro, pues pasarás allí muchas horas del día y podría llegar a ser perjudicial para tu propia salud no limpiar conveniente y frecuentemente.

Pero para lograrlo hay que tener muy en cuenta el tipo de superficies con las que cuentas, tanto en suelos, paredes y techos como en el propio mobiliario. En este tipo de lugares se busca contar con muebles resistentes que garanticen una vida útil larga soportando un uso intensivo. Y su cuidado debe estar a la altura para lograr que aguanten muchos años.

Por ello, es importante diferenciar entre los productos a emplear para efectuar una correcta limpieza de oficinas en Madrid centro. El mobiliario en mesas o muebles suele estar hecho con melanina o aglomerado, para lo cual es suficiente con una bayeta humedecida en jabón. Si se trata de maderas más nobles, no es recomendable pese a que así pueda parecerlo utilizar productos como cera, pues pueden comerse el brillo. Recomendamos mejor el empleo de bayetas de microfibra ligeramente impregnadas con algún tipo de solución neutra.

Especial precaución conviene tener con los aparatos tecnológicos, como ordenadores y sus periféricos o teléfonos. Son una fuente de contagio por su uso, y es aconsejable que emplees en su limpieza productos desinfectantes. Asimismo, siempre hay que tomar la precaución en estos casos de desenchufar los aparatos para evitar que se produzcan daños.

En La Esmerada conocemos estos y otros muchos trucos de limpieza y somos la solución perfecta para que tu despacho luzca resplandeciente.