A través de un buen presupuesto de limpieza de oficinas en Madrid puedes conseguir el mejor servicio. Los expertos en limpieza deben mucho a la invención de la lejía, un producto capaz de limpiar a la vez que elimina cualquier germen. Su historia está repleta de curiosidades que vas a querer saber.

Fue el químico Claude Louis Berthollet quien ideó la lejía en 1785. Su objetivo era crear un producto capaz de blanquear cualquier prenda, y lo logró con creces. Vivía en el barrio parisino de Javel, nombre que terminó por otorgar a su producto: eau de Javel o agua de Javel. Sin embargo, lo que no sabía Berthollet era el resto de cualidades que tenía su agua, pero que pronto serían descubiertas cambiando el mundo para mejor.

Un presupuesto de limpieza de oficinas en Madrid es indispensable, al igual que lo es la higiene en los hospitales. Hasta el siglo XVIII la mortalidad en estas instituciones era alarmantemente alta, ya que no desinfectaban las camas o el mismo instrumental. Pierre-François Percy dio una sencilla solución a este problema: la lejía. Fue en el hospital Hôtel-Dieu de París donde probó sus especulaciones sobre este producto.

Percy pensaba que sería capaz de eliminar gérmenes dada la agresividad del líquido. Entonces, desarrolló un programa de limpieza de camas y suelos en el hospital. Contra todo pronóstico y sorprendiendo a los escépticos, entre 1801 y 1851 la mortalidad del hospital descendió un 50 %. En menos de un año la lejía ya se utilizaba en toda Francia, Suiza, Alemania y en Italia. Desde entonces ha ayudado a salvar incontables vidas.

Como has podido ver, la lejía fue un salto de gigante en cuanto a higiene y desinfección se refiere. Desde La Esmerada te invitamos a contactarnos y a que solicites nuestros servicios profesionales de limpieza.